• Slideshow 1
  • Slideshow 2
  • Slideshow 3

ÚLTIMAS PRODUCCIONES

  • Eres El Mismo - Viña Escazú

Eres El Mismo - Viña Escazú

En los meses de Junio, Julio y Agosto de este año se grabó un disco de 7 canciones para La Viña Escazú: Una comunidad con un equipo de músicos compuesto por más de treinta personas, donde Dios ha levantado la música como una herramienta poderosísima para atraer corazones y enamorarlos de Él; tocarlos, moverlos, traer convencimiento de que nuestro Dios es un Dios vivo y poderoso y de que nos ama con todo su corazón.

Ha sido hermoso para mí ser parte de este equipo y de esta comunidad. Hermoso ver el proceso en el tiempo que he estado, y todo un honor y privilegio ser parte de la grabación de un disco que recopila canciones escritas por seis personas. Seis líderes de adoración que viven experiencias al lado de Dios, que caminan a su lado y que han visto lo fiel que Él es y que no hay porqué temer, ya que Él está en control de nuestras vidas. 

Es por eso que las canciones tienen peso y son sólidas, no solo musicalmente, sino que también espiritualmente y para nosotros esto segundo es mucho más importante que lo primero. La parte musical se ve invetivablemente permeada y afectada en el buen sentido si lo espiritual se buscó, se protegió y se le dio la importancia que merece. He ahí el elemento clave para algo en donde buscamos honrar el nombre de Dios y contarle a los demás quien es Él y lo que ha hecho por nosotros, lo que puede hacer por nuestros seres queridos, y por todos los demás. 

El grado de complejidad en este proyecto subió pues a la hora de mezclar o incluso grabar las voces, al ser ellas tan distintas entre sí, se tuvo que tratar muy diferente cada canción. Se usaron diferentes micrófonos según la voz de cada cantante, y a la hora de mezclar era imposible aplicar el mismo tratamiento entre canción y canción. El reto, y lo chiva al final, fue que se logró darle unidad y uniformidad al proyecto. Un disco donde las siete canciones suenan abrazadas por una misma línea, un mismo sonido. Es el sonido, creemos muchos, que Dios le ha regalado a esta comunidad.

Existió un proceso de pre-producción largo y meticuloso, en donde se trabajaron las estructuras, melodías, ritmos de baterías, etc. Al llegar las canciones al estudio pude colaborar con el resto del equipo en producción, y fue un reto muy gratificante poder grabar y mezclar estas canciones, donde busqué hacerlo con todo el amor y excelencia posible. El tiempo en que mezclé las canciones fue de mucho crecimiento para mí. Pude explorar mucho con ecualización, más que nada buscando más claridad en las canciones, siempre buscando que la experiencia al escucharlo fuera "se siente bien".  

En fin, es un proyecto muy lindo, diferente. Espero que puedan darle una escuchada y compartirlo con sus seres amados. Abajo les dejo una de mis canciones preferidas de este disco.

Se despide,

Ale